Escuchar o no escuchar, esa es la cuestión

Ventajas reales de entender e involucrar al consumidor: explicamos la cocreación entre marca y fan.

Escuchar o no escuchar, esa es la cuestión

Que el consumidor es lo más importante lo saben todas las marcas pero ¿realmente lo escuchan al 100%? ¿Lo hacen partícipe de sus procesos, creación de productos y objetivo final? ¿Escuchar al cliente es sencillamente realizar un par de focus groups entre el target? ¿Así es como se escucha al consumidor y se intenta vincular con la marca y los productos?

Está claro que no… no es suficiente. De no ser así, el % de éxito de los lanzamientos en gran consumo, por ejemplo, sería mucho mayor. Según el estudio de Nielsen (Septiembre 2014), el 76% de los lanzamientos de gran consumo fracasan en su primer año de vida. El principal motivo es que no resuelven las necesidades del consumidor al que va dirigido. El consumidor español está abierto a las novedades, el 74% disfruta con los lanzamientos, pero las marcas deben escucharlo y gestionarlo correctamente.

Hay marcas que están haciendo esfuerzos reales por actualizarse, por conseguir la participación activa y real de los consumidores y está funcionando, por lo que “¡marcas, animaos!” Sólo hay que escuchar, analizar al consumidor y hacerlo partícipe de sus productos y marcas favoritas, sólo así conseguiremos fieles seguidores y embajadores.

No es tan difícil. Las marcas dirigidas a un target infantil y joven lo están realizando con éxito. Por ejemplo, Cuétara pide la ayuda a los niños, sus consumidores, para crear sus galletas Tosta Rica: ¡¡¡la galletas que se comen por la mañana o para merendar!!!! ¿Qué puede hacer más ilusión a un niño que comer sus galletas preferidas con sus propios diseños? Y no sólo ellos, sino su familia y amigos. ¡El mejor regalo! Realmente son partícipes activos del producto. Y la marca: ¡qué más pueden pedir!

graffity_joven_branderstand

También Bollycao pide ayuda a su target para poner nombre a su mascota y Donettes quiere que los consumidores participen en la creación de una línea de producto real, a través de las redes sociales. El objetivo principal: implicar al target al 100% y hacerlos partícipes en la creación del producto, la comunicación, etc.

Otra campaña exitosa fue la de Coca-Cola, con las latas que incorporaban el nombre de sus consumidores. Se consiguió generar un fuerte vínculo entre el consumidor y la marca, todo el mundo quería su lata, con su nombre, con el de su pareja, hijos… En esta línea, Nutella personalizaba sus etiquetas a través de Facebook y las enviaba a casa vía correo.

También Lay’s, en Chile y en varios países premia los nuevos sabores que propone el consumidor con el lanzamiento real, la producción real por parte de la marca. E incluso en alguno de los países, se incorpora la fotografía del creador en el pack, durante un tiempo limitado.

Este tipo de proyectos consiguen acercar la marca al consumidor al máximo, la conexión que se establece entre ellos es enorme. A su vez, la experiencia de marca es positiva al 100%, por lo que los consumidores pasan a ser fans y embajadores reales.

Las marcas que están centradas realmente en el cliente, se centran en la gestión de las experiencias y en cultivar relaciones duraderas. Para gestionar bien las marcas, lo necesario es mejorar la comprensión de sus consumidores, para diseñar experiencias y crear relaciones positivas.

Según Pine y Gilmore, “comprar experiencias hace a la gente más feliz, con un sentimiento de bienestar mejor que la compra de bienes”.

 

Marta López

Account Manager en Branward®

Fotos: Shutterstock

 

Si te ha gustado este artículo y quieres recibir más contenido sobre branding, puedes suscribirte a nuestra Newsletter

Compartir post:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInGoogle+Buffer this pageEmail to someone
Marta López Calvet

Account Manager de Branward

Posts relacionados

Posts destacados