El mapa y el territorio de marca

Explicamos cómo trazar el mapa para conquistar un territorio de marca

El mapa y el territorio de marca

“El mapa y el territorio” es el título de una gran novela, de Houellebecq. Es también una asignatura de Branding. Una difícil; y, como tal, poco explorada. Error. Ya sabemos que para conquistar un territorio hay que tener un buen mapa y para ello es imprescindible explorar.

Existen diferentes aproximaciones para acotar el concepto de territorio de marca. Buenas, muchas de ellas. Pero todavía no hemos llegado entre todos al consenso de cómo acotar el mapa de ese territorio. En términos geográficos primero existía el territorio y luego se trazaba el mapa. En Branding es al revés, primero el mapa. Es un trabajo exigente, porque un territorio de marca es tangible e intangible, definible pero inacabable, concreto e inabarcable, temporal y atemporal…

Los 8 pasos para dibujar el mapa de tu marca

A continuación compartimos un método, un proceso, mejor, una guía para dibujar el mapa y conquistar un territorio.

1) Analiza los factores estratégicos internos y externos.

Esto es lo que te lleva a querer explorar, o no. Las condiciones de tu marca, del producto, de la competencia, del mercado, de la sociedad… Enumera las oportunidades y los problemas que puedan surgir y evalúalos. No siempre es bueno adentrarnos en terrenos que no podemos (ni sabemos) gobernar, pero peor puede ser no expandir fronteras.

2) Ordena los grupos de interés.

Esto significa entender muy bien a todos los targets, conoce sus preferencias, sus ambiciones y aficiones, su valoración de tu marca, la credibilidad y reputación con la que es percibida. Atención: los grupos de interés no lo conforman solo tus clientes. Piensa en los medios de comunicación, en las instituciones públicas y privadas, en los tan traídos y llevados “influyentes” …

3) Observa las tendencias sociales.

Priorízalas en función de los intereses de tu marca y evalúa como encajaría este puzzle. Ir en contra de la marejada de las tendencias más sólidas puede ser un fracaso anunciado, pero ¿quién dice que tu marca no puede crear su propia tendencia?

4) Define los filtros de idoneidad.

Pueden ser muchos y variados, tanto como marcas, tendencias, targets y estrategias puedan existir. Tus filtros deben ser exigentes y objetivos, permite con total tranquilidad que unos buenos filtros arruinen una tentadora idea. Esto sigue en el punto 5.

5) Identifica y prioriza territorios concretos.

No tienen que ser grandes, simplemente fértiles. Por el tamaño no te preocupes, si está bien elegido crecerá siempre. Los territorios deben cumplir con todas las exigencias anteriores, los filtros, en el máximo nivel posible/viable. Recuerda: marca, tendencias, targets y estrategia. Esto, como mínimo. Esto y además, transcendental, el presupuesto que implica. Si el territorio es excelente y no tienes dinero para mantenerlo ni lo intentes. Te arruinará, como en la vida misma.

6) Construye una estrategia y un plan de comunicación.

¿Para quién? Para el territorio. Recuerda que tu marca va a ser la propietaria y habitante de ese territorio, pero si no está bien protegido y gestionado hasta puede ser hostil con tu marca.

7) Selecciona partners y proveedores.

Escoge los mejores expertos en gestión de esas nuevas fronteras. Es tan sencillo como esto: tú sabes fabricar muy buenos productos de lo que sea, pero no eres el más conocedor de los territorios en los que te vas a adentrar. Necesitas guías, asesores y porteadores.

8) Conquista el territorio.

Por fin, ahora vas de verdad a por todas. Ya tienes acotado el mapa y sabes cómo moverte y explotar ese territorio fértil. Trabájalo, invierte. No dejes que nadie más entre en él, hazlo tuyo, crece con él. Y esto no es tarea sencilla.

 

Ignacio Ochoa

Consejero Delegado en Branward®

Autor del libro “Planeta Marca”

Fotos: Shutterstock



Compartir post:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInGoogle+Buffer this pageEmail to someone
Ignacio Ochoa

Consejero Delegado de Branward

Posts relacionados

Posts destacados