Marca interna: 4 pasos para alinear a los empleados con la marca

Te explicamos 4 pasos para alinear a los empleados con tu marca

Marca interna: 4 pasos para alinear a los empleados con la marca

Cuando se piensa en branding a menudo se cae en el error focalizar todos los esfuerzos hacia conseguir exclusivamente la conexión emocional con los clientes. La realidad es que cualquier empresa y cualquier marca tiene múltiples grupos de interés a los que debe comunicar su propuesta de valor: clientes, empleados, accionistas, proveedores, comunidad… Esto no implica sencillamente cómo se organiza la información para ellos, si no que trata de cómo se organiza y entiende el mismo negocio. Parte de la base de que cualquier Compañía, sea cual sea su tipología, en realidad conecta a personas con personas mediante sus productos o servicios.

Los grandes olvidados de la marca interna

Lamentablemente los empleados son los grandes olvidados en esta ecuación para la construcción de marca. Pensemos que nadie como ellos puede conseguir vivir la marca de primera mano y sin embargo no se aprovecha ese enorme potencial y, en demasiadas ocasiones, lo que saben de la marca es lo que ven a través de la publicidad. A pesar de esta circunstancia queda demostrado en diversos estudios que los empleados alineados con la marca, que conocen sus valores, que comparten su cultura, son mucho más productivos, tienen capacidad para generar mejores experiencias y aumenta enormemente su fidelidad hacia la Compañía.

En este marco, aquellas Compañías que creen que el branding es algo que afecta solo al departamento de marketing están perdiendo una gran oportunidad para construir fuertemente su marca.  No podemos obviar que, según se desprende del estudio Edelman Trust Barometer, los empleados consiguen generar mayor confianza hacia la marca que el mismo CEO. La buena noticia es que construir marca hacia el interior y lograr el alineamiento interno representa una gran oportunidad para edificar una sólida ventaja competitiva.

¿Cómo conseguir que toda la Organización esté alineada con la estrategia de marca?

1. Inicia el compromiso desde la Dirección. El alineamiento interno empieza desde el equipo directivo para que pueda inspirar así al resto del personal. Si los empleados creen que se trata de un objetivo prioritario, lo adoptarán también como algo fundamental y será mucho más sencilla la transmisión en cadena.

2. Desarrolla una estrategia clara para la marca. No se puede conseguir alineamiento si no se cuenta con una estrategia de marca bien definida, que enmarque claramente cuál es su propósito, sus valores, su personalidad y cómo afecta esto a lo que se espera de sus empleados. Será muy oportuno definir los comportamientos acordes con la marca y establecer las pautas de desempeño esperadas. Esto facilitará el alineamiento a través de los distintos niveles en la Organización.

3. Conecta el interior con el exterior. Los empleados necesitan escuchar los mismos mensajes que se mandan hacia el exterior para sentirse motivados. No es tanto un aspecto de forma si no de contenido. En demasiadas ocasiones la comunicación interna y la externa funcionan de modo aislado. Para construir marca es necesario alinear las áreas de marketing y recursos humanos. Además de la planificación y ejecución de estrategias de comunicación interna, resulta recomendable organizar programas formativos que faciliten la comprensión e integración de los empleados de acuerdo a unos objetivos descritos.

4. Recompensa el esfuerzo. Cuando los empleados se dan cuenta del resultado de sus acciones resulta mucho más fácil conseguir su compromiso. Realiza y comparte con ellos periódicamente revisiones de la situación, y asegúrate de que sus bonus o variables tengan una relación directa con el valor que aportan a la marca. Además de recompensas tangibles podrían existir otras intangibles como premios a los mejores embajadores de la marca.

 

No olvidemos que uno de los principios fundamentales en la construcción de una marca es la autenticidad. Por eso no se puede forzar a un empleado a sentirse emocionalmente vinculado con la Compañía y la marca que la representa.  Igual que ocurre con los clientes, es necesario construir una relación bidireccional y generar una experiencia de marca también hacia el interior de las Compañías. Solo así podremos asegurar que la experiencia hacia el exterior alcanzará su máximo potencial.

Carlos Puig Falcó

Presidente de Branward®

Fotos: Shutterstock 


Suscríbete a nuestra Newsletter

Carlos Puig Falcó

Presidente de Branward

Posts relacionados

Posts destacados