BRAND BASED EMOTIONS: LAS EMOCIONES HACEN HUMANAS A LAS MARCAS

Las personas toman sus decisiones basándose en las emociones. Una fuerte conexión emocional entre marcas y consumidores se traduce principalmente en un incremento del ROI. Es momento para dejar que las emociones afloren.

Las emociones son las responsables de dirigir nuestros pensamientos, nuestros actos, decisiones e, incluso, nuestro comportamiento en la compra. El auge de las plataformas digitales como Amazon hace que cada vez sea más difícil conseguir la diferenciación entre un producto y otro, entre una marca y otra. En este sentido, la conexión emocional que las marcas consiguen con los clientes es mucho más valiosa que la mera satisfacción por la compra. Los clientes anteponen sus sentimientos al uso de la razón ante sus decisiones de compra, el antiguo paradigma PENSAR-HACER-SENTIR ha dado un giro hacia SENTIR-HACER-PENSAR.

Como ya mencioné con anterioridad, marca y emociones son dos conceptos ligados intrínsecamente, que no pueden ser separados. Esto es válido tanto para sectores B2C como para B2B. En ambos, el hecho de generar una relación emocional es una excelente ayuda para ampliar la diferenciación con la competencia y conseguir mayor rendimiento. Las emociones son más importantes que nunca en un momento en que la lealtad hacia las marcas disminuye notablemente. Aumentar la base emocional en la estrategia de marca facilita llevar a la realidad el hecho de que los consumidores son importantes para las marcas, que estas les comprenden y se preocupan por cómo se sienten.

Estrategia de Branding Emocional

El branding apela directamente a las emociones y no es algo que ocurra por accidente. Tiene que ser un componente estratégico ligado al propio negocio y que toma en cuenta cada uno de los puntos de contacto en la relación marca-cliente. Es necesario desarrollar estrategias de negocio que conecten las necesidades y aspiraciones de las personas con la realidad de la marca y su propósito. Por este motivo, es importante considerar el poder de los 5 sentidos para aumentar todo el potencial del branding.

Las marcas que proporcionan experiencias que superan las expectativas de los clientes conseguirán sentimientos positivos que mejoran la confianza hacia ellas, siendo recompensadas con lealtad y mayores márgenes.

Aquí expongo 3 pasos que te ayudarán a alcanzar fuertes conexiones emocionales:

1. Prioriza las relaciones a largo plazo

A menudo los resultados a corto marcan el ritmo de demasiados negocios. Las marcas consiguen mayores resultados cuando se enfocan a medio y largo plazo. Las conexiones basadas en sentimientos perduran mucho más que aquellas basadas en la necesidad, transformándose en mayor lealtad a lo largo de todo el ciclo de vida del cliente. El 70% de los clientes con fuerte conexión emocional con las marcas gastan el doble de lo que lo harían aquellos que no la tienen.

contacto Branward

2. Comprende qué factores despiertan sus emociones

Los clientes sienten mayor conexión emocional con aquellas marcas con las que se se sienten identificados personalmente, es decir con aquellas que les despiertan cierto sentido de pertenencia. Los factores que activan las emociones son únicos para cada marca y cada categoría, aunque en lo más profundo podrían destacarse tres:

    • Seguridad. Sentirse a salvo en el entorno, en el ámbito social y en lo más interno del corazón.
    • Conexión. Sentirse conectado a otras personas, ideas e ideales que inspiran nuestras vidas.
    • Crecimiento. Sentir un crecimiento personal, mental, emocional y espiritual a través de los pensamientos, acciones y posesiones.

3. Empieza la conversación

Las marcas pueden ser parte del día a día de las personas si son capaces de optimizar sus esfuerzos en comunicación aprovechando el potencial de los canales y la tecnología digital. Es momento para compartir valor y dejar de aparecer como invasores que interrumpen los flujos de comunicación. En la medida en que los clientes expresan sus sentimientos mediante los contenidos, están desarrollando de forma natural una conexión emocional con las marcas que escogen.

Magníficos ejemplos son AIRBNB, que supo aprovechar el deseo de experiencias personales de los viajeros y potenciar aspectos como la confianza y el respeto, y STARBUCKS, que creó un sentido de comunidad en sus cafés construyendo fuertes relaciones emocionales con los clientes.

 

El branding emocional se centra en el aspecto más relevante del carácter humano: el deseo de trascender de la satisfacción material a experimentar la realización emocional, donde las marcas son la palanca que activa los impulsos y motivaciones humanas. Si quieres sobresalir en el mercado, piensa de qué forma puedes obtener la mejor ventaja potenciando las emociones en tu estrategia de marca.

 

Carlos Puig Falcó

CEO de Branward

Fotos: Shutterstock

Suscríbete a nuestra Newsletter