EMPLOYER BRANDING & TALENT BRANDING, UNA ALIANZA PERFECTA

Una empresa no puede permitirse el lujo de tener un único enfoque basado en lo bueno de su producto. Es igual de importante responder a ¿cómo de buena es la empresa para sus equipos? Employer y Talent Brand son dos caras de la misma moneda y deben ser cuidadas por igual.

Hoy no es bastante con creer que se cuenta con un buen producto o servicio. No es suficiente tampoco pensar en la marca corporativa de forma aislada. Las marcas las crean las personas para personas, así que revisar cómo encaja la estrategia de marca interna en la estrategia global es fundamental para asegurar la necesaria coherencia en el proceso de construcción de un significado potente y consistente.

Y en lo que podría ser catalogado como el gran momento de los millennials es importante destacar que no se trata de sujetos pasivos sino completamente activos y tienen mucho que decir sobre la marca para la que trabajan, o de aquellas en las que quisieran trabajar.

Bajo la perspectiva del branding, uno de los beneficios de una buena gestión de una marca reside en optimizar su capacidad para atraer y retener talento. Y es aquí donde entran la employer brand y la talent brand, dos caras de una misma moneda, que bien articuladas configuran una alianza perfecta en la construcción de marca para la Compañía.

¿Qué es el employer branding?

El employer branding en su versión más básica es la estrategia que define la forma en que la compañía se promociona como lugar ideal para trabajar. Se centra en la manera en que es capaz de trasladar su propuesta de valor a su equipo interno, así como articulada en los mensajes que utiliza para compartir información sobre lo que representa. Es una herramienta crucial para retener y atraer al mejor talento basada en la reputación de la organización como empleador y con respecto a lo que hace que la empresa sea un lugar donde las buenas personas eligen trabajar.

¿Qué es el talent branding?

El talent branding es fruto del employer branding y se configura por la experiencia de los empleados y las historias que ellos cuentan acerca de la empresa. Lógicamente un trabajador contento contribuirá en una transmisión positiva sobre lo que la marca representa, pero es innegable el daño que puede originar cualquier trabajador sencillamente no alineado, dejando al margen aquellos que, por el motivo que fuera, decidan tomar su venganza particular en las redes sociales.

¿Cómo conseguir su alineamiento?

Es importante alcanzarlo porque los grandes empleados tienen el poder de hacer que la experiencia del cliente sea ejemplar y mejorar la reputación de marca. En esencia se trata de conectar el talento con la marca, con una cultura que recoge una forma de ser en la transmisión de un propósito común. Pensemos que la cultura de marca es algo más que una expresión de la marca, es una expresión de la gente que trabaja para la marca y de sus creencias compartidas.

Para ello es necesario que los empleados comprendan cómo la marca les aporta valor a ellos y a los clientes, cuáles son los elementos que la diferencian de la competencia y cómo la personalidad de la marca afecta en la construcción de las relaciones. La Employer Value Proposition (EVP), ya tratada en Branderstand, es una herramienta fundamental para conseguirlo.

¿Por qué es importante?

Son muchos los motivos que llevan a considerar relevante el desarrollo de una buena estrategia de marca interna: atracción y retención de talento, engagement de los empleados, reducción de costes… Aunque para esta ocasión os dejo algunos datos que seguro harán pensar a los indecisos:

  • El 78% de los candidatos dice que la marca empleador y su reputación es un indicador claro de cómo una empresa valora a su gente. (Talent Adore)
  • 9 de cada 10 candidatos solicitarían un trabajo cuando se trata de una marca empleador que se mantiene viva de forma activa. (Workable)
  • El 50% de los candidatos dicen que no trabajarían en una empresa con mala reputación, ni siquiera con un aumento de sueldo. (TalentNow)
  • La rotación de empleados puede reducirse en un 28% invirtiendo en la marca del empleador. (Office Vibe)
  • Una reputación negativa implica un coste superior en la captación de talento de alrededor de un 10% más por empleado. (Harvard Business Review)

Las Compañías pueden multiplicar los resultados cuando prestan atención a su marca interna y consiguen alinear a los empleados con lo que la marca representa. El employee y el talent branding trabajados de forma conjunta ayudan a obtener una visión real de cómo la marca se percibe desde el interior. Es una estrategia fantástica para identificar aquellos valores que los empleados aprecian y de esta forma poder amplificarlos para atraer al talento externo que siente de la misma forma.

No se trata solo del presente, estarás trazando el futuro de la Organización.

 

Carlos Puig Falcó

CEO de Branward

Suscríbete a nuestra Newsletter